Krav Maga en la Playa

Clase de Defensa Personal Barcelona que se realizó en la playa, el día 02 de noviembre. Tenemos la gran suerte de tener el gimnasio de Krav Maga Barcelona muy cerca de la playa, así que el sábado 02 de noviembre decidimos ir a hacer la clase de Krav Maga a la arena. Además pudimos aprovechar el buen tiempo que tenemos aún antes de que llegue el frío invierno.

Krav Maga en la playa!

La playa es un lugar donde se puede ir a disfrutar del sol, el mar y sus actividades y de los chiringuitos, pero también es un buen lugar como no, para ir a hacer Defensa Personal Krav Maga. Evidentemente el Krav Maga está ideado para dar solución a todo tipo de ataques reales que nos podemos encontrar, y por lo tanto hay que saber qué hacer en el caso de ser víctimas de una agresión en la playa o en el mar.
Las técnicas que vamos a aprender, son siempre iguales, siguen los mismos principios de eficacia y eficiencia, pero según el medio en el que nos encontremos, van a tener ciertos matices que van cambiando. En el caso de una playa tenemos un evidente problema con el desplazamiento, ya que la arena de la playa (más o menos finas) y las pequeñas dunas, van a afectar considerablemente a nuestro desplazamiento, y así se refleja en los entrenos de Krav Maga en estos ambientes, en los que los alumnos tienen un mayor desgaste físico que en las clases normales del tatami de la sala de Krav Maga Barcelona. También cuando caemos al suelo o partimos desde el suelo, la defensa tiene variantes por el tipo de suelo en el que nos encontramos y sobre todo cuando el atacante se encuentra de pie ante nosotros. Cuando atacante y defensor están los dos luchando en el suelo, éste y sus especiales características afectan a los dos por igual. Se contemplan también ataques con palos de sombrilla, botellas de vidrio, pequeños cuchillos de comida, rocas de todo tipo que se puedan encontrar por el suelo, etc...
Otro punto muy importante a tener en cuenta, es la defensa personal en medio acuático, los instructores de Krav Maga Barcelona, han estado en seminarios y cursos específicos de este tema y tienen, como en otras cosas, una amplia formación y experiencia en este tema. Se puede decir que todas las técnicas que se aprenden en Defensa Personal van a cambiar cuando el medio en el que nos encontramos es el agua y ante la idea general que, los humanos debajo del agua no podemos respirar.
Técnicas en las que tenemos el agua en los pies y tenemos diferentes atacantes, otro tipo de técnicas de Krav Maga en las que el agua nos llega por encima de las rodillas o a la altura de la cintura y nuestra movilidad está bastante mermada, y por supuesto técnicas en las que el agua cubre la mayor parte de nuestro cuerpo e incluso no hacemos pie, situaciones complejas que conllevan una gran formación y superación de nuestros miedos ante la posibilidad de ahogamiento.

Una simple situación como puede ser una persona que nos agarre con fuerza del cuello, aunque ello no conlleve una estrangulación directa, si nos encontramos de pie y al aire libre, será mucho más "fácil" (para un aficionado a Krav Maga) de resolver, que si alguien se nos engancha del cuello en un medio acuático en el que no hacemos fondo y nos vamos a hundir bajo el agua, a parte de la de sensación de estrangulamiento, tendremos también una sofocante sensación de ahogamiento.

En cambio, no todo es mal debajo del agua, o con cierta parte de nuestro cuerpo sumergida, los ataques que podemos recibir, como son patadas o golpes, serán mucho más lentos cuando están por debajo del agua, por el principio de que la fuerza está directamente relacionado con la velocidad. De esta forma, se puede decir que este tipo de ataques serán inexistentes, y los ataques de cuchillo, serán más lentos de lo normal (pero no olvidemos que nuestras defensas también se verán afectadas en una disminución de la velocidad). De este modo podemos decir que la mayoría de ataques bajo el agua, van a ser del tipo de estrangulaciones, controles y luxaciones, para provocar una asfixia o ahogamiento.
Como hemos dicho anteriormente, en nuestros dos grandes gimnasios de Krav Maga, tenemos la gran suerte de estar en el mismo paseo marítimo, como es el caso de Krav Maga Badalona, o muy cerca como es el caso de Krav Maga Barcelona, así que nuestros alumnos disfrutan de este tipo de entrenamientos con regularidad, siendo idóneo realizar dos o tres al año y en época no estival.